FAQ

Cargadores para coches electricos son simplemente un otro tipo de eletrodoméstico, como tu horno o tu frigorífico. Los cargadores eo charging incluyen una garantía de 3 años que es mucho más amplia que la de otros proveedores. El mantenimiento del cargador es muy sencillo, pero si quieres, puedes contratar un servicio externo, como para otros aparatos domésticos.
Si pides un presupuesto a tu proveedor de electricidad, te darás cuenta de su interés en venderte la mayor cantidad de electricidad posible. Si instalas un cargador de 3,6 kW, tendrás la infraestructura necesaria para cargar por la noche la mayoría de los vehículos eléctricos en el mercado sin tener que invertir más dinero del necesario. Para que tu instalación esté conforme a la legislación española, necesitarás instalar un cable desde tu caja de fusibles hasta una pequeña caja de fusibles adicional para proteger la casa, el coche y a las personas que están utilizando el cargador. Confía en compañías especializadas para realizar tu instalación. En Coches Cargadores ofrecemos este servicio en un pack con tu cargador.
No, la mayoría de las casas y pisos tienen 4,6kW de potencia contratada. Esto significa que todo lo que necesitas hacer es instalar cargadores para coches electricos de 3,6 kW y cargar por la noche, cuando no estás haciendo uso de la electricidad beneficiándote. Además, puedes aprovechar de los importantes ahorros de la tarifa nocturna. También puedes comprar uno de los nuevos cargadores para coches electricos ofrece de Coches Cargadores, que incorporan un aparato especial que gestiona automáticamente la carga y sólo facilita al cargador la electricidad que no estás usando y que está disponible en cada momento.
Por ejemplo, si conduces 12,000 km por año en un automóvil diésel que utiliza 6 litros por 100 km a 1,15 € por litro, pagas 828 € al año en diésel. En un automóvil eléctrico, pagas 0,06€ por kW hora por la electricidad, esto es 0,60 € por 100 km y 72 € por 12,000 km. ¡Este es un ahorro anual de 756 € o más del 90%!
Una formula muy sencilla que puedes utilizar para calcularlo es el tamaño de la batería (por ejemplo, 40 kW) dividido por la velocidad del cargador. Si hablamos de un cargador de 7,2 kW, serían 5,5 horas. Pero hay que tener en cuenta que el último 20% de carga puede ser más lento. El coche es el que manda, y puede decidir ralentizar la carga si necesita refrigerar las baterías…
Por supuesto, en una casa es más sencillo instalar un cargador, pero si eres dueño o alquilas una plaza de garaje para aparcar tu coche, lo único que tienes que hacer es informar a la comunidad de propietarios de tu interés en instalar un cargador. La electricidad se canalizará desde tu propio contador de luz, y se cargará en tu factura, no en la de la Comunidad. Todas las instalaciones realizadas con Coches Cargadores incluyen un Boletín, que es un documento que prueba que el cargador se ha instalado de forma correcta. También hablamos con las comunidades de propietarios para hacer preinstalaciones para que así el resto de vecinos interesados pueda instalar sus cargadores para coches electricos en el futuro de forma más sencilla y barata.
Todo depende del número de km que recorras, pero, por ejemplo, el Renault Zoe tiene una autonomía de 300 km entre carga y carga, y esta distancia es suficiente para más del 90% de los casos de desplazamiento diario.
Cada vez, se produce más energía a través de Fuentes renovables, como el viento, el sol o el agua. Además, si te preocupa el origen de la energía que consumes, la mayoría de los proveedores cuenta con “contratos verdes” que garantizan un origen 100% limpio.
Hasta que no exista una amplia infraestructura de carga y los coches cuenten con una mayor autonomía, hacer un viaje largo con un coche eléctrico no es fácil. Podrías pensar en optar por conducir un híbrido eléctrico, pero, en cualquier caso, con los 4.000€ que puedes ahorrar al año, puedes alquilar el coche que necesites para tus vacaciones, sean como sean. Imagina poder contar con un cómodo monovolumen para ir con la familia a la playa, un 4×4 para el viaje de esquí con tus amigas, o un coqueto cabrio para dar una vuelta con tu pareja…
Si vives en Madrid, debes saber que el Ayuntamiento ha puesto en marcha serias restricciones para reducir la contaminación en la ciudad, causada principalmente por los vehículos de combustión térmica. A partir de 2020, solo se podrá accede a la mayor parte del centro de Madrid con distintivos Eco o Cero. Ya, desde junio de 2018, Madrid tiene una zona Zero Emisiones, que agrupa y amplía las cuatro zonas de prioridad residencial ya existentes. Aquellos vehículos que no sean de combustión interna (eléctricos, fuel cell o considerados cero emisiones directas), los híbridos enchufables y eléctricos con autonomía extendida están exentos de esta restricción. Para beneficiarse y poder tener acceso a las zonas de restricción, es necesario haber obtenido del Ayuntamiento de Madrid una autorización expedida por el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER)
Además de Madrid, son muchas las ciudades europeas y españolas que están tomando iniciativas de este tipo. Además, los coches con tecnología más antigua son más caros de mantener que los eléctricos, y lo más importante es que tienen cero emisiones.
Muchas familias cuentan con dos vehículos para sus desplazamientos. Cambiar a eléctrico el vehículo que utilizas habitualmente para tus desplazamientos diarios es un gran paso y con ello puedes generar un gran impacto.
Como sucede siempre en la llegada de una nueva tecnología, hasta que ésta no se generalice los precios son más caros. Tesla, por ejemplo, es el referente en tecnología y además, un vehículo de alta gama, pero el Renault Zoe es también eléctrico y cuesta una tercera parte del importe. Cada vez más gente está comprando coches eléctricos, por lo que el mercado de segunda mano está desarrollándose y contactar con un concesionario especializado en coches eléctricos de segunda mano puede ser una forma más económica de hacerse con uno.
También, cada vez más y más fabricantes están diseñando y comercializando modelos eléctricos. De hecho, en los próximos 4 años se lanzarán al Mercado hasta 100 nuevos modelos. Hyundai, por ejemplo, ha previsto tener 16 modelos eléctricos dentro de 3 años. Volvo se ha comprometido a que la totalidad de su gama en 2020 sea híbrida o 100% eléctrica. Como consecuencia de esto, los precios bajarán, y habrá muchos más modelos entre los que elegir una vez hayas decidido hacer el cambio al coche eléctrico.
Como la tecnología de los coches eléctricos es aún muy novedosa, la autonomía de las baterías todavía está desarrollándose. Por ello, los fabricantes de coches normalmente ofrecen extensiones de garantía de 100.000 km en las baterías, que reemplazan si llegan al 70-80% por debajo de su capacidad original. También es habitual comprar el coche, pero alquilar las baterías: pagando un coste mensual por las baterías te garantizas el acceso a la nueva tecnología que se vaya desarrollando, -ya que el fabricante las sustituye sin coste-, y además estás cubierto si tienes cualquier problema no previsto.
No. Con el desarrollo de baterías cada vez con más capacidad, no será necesario cargarlas cada día. Además, como la red eléctrica no se utiliza con frecuencia por la noche, es el mejor momento para cargarlo y además, ahorrar costes con las tarifas nocturnas.
A la medida que las baterías se vayan hacienda más grandes y densas, se conseguirán autonomías de 500 km y más. Eso permitirá cambiar la forma de cargar, ya que cada día únicamente tendrás que reponer la energía que hayas utilizado en tus desplazamientos diarios. Cuando los coches estén preparados, las redes públicas funcionarán a 350 kW/hora, lo que significa que podrás llenar tu batería mientras estás tomando un café. Los usuarios de coches eléctricos seguirán teniendo cargadores para coches electricos en su casa para asegurarse de cargarlo con la electricidad más barata.
El único problema de estos supercargadores es la electricidad que consumen: tanta como 77 casas o una gran superficie. Si tienes dos o tres, el consumo eléctrico es el mismo que el de un gran centro de Ikea.
La infraestructura pública de carga en España está dando ahora sus primeros pasos. Tesla está invirtiendo en una red de supercargadores, pero está pensada principalmente para sus coches. Tesla es un coche de alta gama, y estos cargadores darán servicio a un pequeño porcentaje de usuarios. Cuando la red pública se amplíe, se ampliará también el número de conductores de vehículos eléctricos. Hay estaciones de carga en las principales ciudades donde puedes cargar tu coche siempre que tenga capacidad para carga rápida. Así, podrías cargar un Outlander híbrido enchufable hasta el 80% en solo 20 minutos. En cualquier caso, si tenemos en cuenta que nuestros coches pasan el 95% de su tiempo aparcados, lo más inteligente es ponerlo a cargar mientras tanto.
Simplemente instala un cargador en tu casa y tendrás una estación de servicio en tu plaza de garaje. Hay un poco de confusión alrededor de la instalación de puntos de carga. La mayor parte de la gente tiene contratado para sus hogares un suministro eléctrico de alrededor de 4,6 kW. El cargador más pequeño es el de 3,6 kW, que es más que suficiente para la carga nocturna del vehículo.
Para que este sistema funcione como un reloj sólo tienes que tener en cuenta algunos aspectos. El primero es cargar tu coche por la noche, como harías, por ejemplo, con tu móvil. Así, cuando te levantes, la batería estará al 100%. Esto significa también que puedes contratar una tarifa nocturna para tu electricidad y así ahorrar un buen montón de dinero. Eo charging cuenta con un cargador eoMini que verifica qué potencia está disponible del suministro eléctrico para darle la mayor posible al cargador sin que tengas problemas con tus fusibles. Siempre instalar cargadores para coches electricos con instaladores certificados
Este tipo de cargador es muy lento y recomendamos su uso únicamente para cargas de emergencia. Si tu casa tiene una potencia contratada de 4,6 kW, significaría que la mitad de la electricidad está pasando por ese enchufe, poniendo mucho estrés en el cableado y en el enchufe. Es mucho más seguro añadir protección adicional a la caja de fusibles y tirar cables correctamente dimensionados hacia la segunda caja, con las protecciones necesarias que evitarán problemas de seguridad con el coche, la casa o las personas. Con el cargador, podrás además cargar más rápido. En resumen, instalar un cargador es la major solución, y, en Coches Cargadores estamos a tu disposición para hacer una instalación correcta y segura, conforme a la legislación vigente.
Durante la deceleración (bien sea por frenado en bajadas) las funciones eléctricas del motor actúan como un generador, por lo que produce energía que se almacena en la batería principal. En algunos modelos de coche, el modo de frenado regenerativo puede configurarse a veces a través de botones o mandos que permiten ajustar la cantidad de energía que vuelve a las baterías.
Sí, tanto en zonas verdes o azules y sin restricción de tiempo. Para ello, tu coche debe estar registrado como vehículo “cero emisiones”.
Los coches eléctricos cortan automáticamente el flujo electric en caso de accidente. Además, antes de comercializar cualquier vehículo, todos los fabricantes tienen que pasar por estrictas pruebas (Euro NCAP, por ejemplo) para asegurar la máxima seguridad tanto para los pasajeros como para el resto de usuarios de la vía.
Sin problema. Tanto las baterías como todos los componentes eléctricos están sellados e impermeabilizados ante el agua.
Exacto… si le pisas a fondo, ¡consumirás más! ¡No se puede hacer nada contra las leyes físicas!
Técnicamente, no… pero es cierto que muchos conductores de vehículos eléctricos tienden a cambiar su forma de conducir para anticipar más, conducir mejor y mejorar la autonomía del coche… ¡para algunos, conseguir lo máximo de su coche, se convierte hasta en un juego!
No… más bien al contrario. En un coche eléctrico sentirás la respuesta del motor hasta su máxima potencia en cuanto pises el acelerador… Esto no sucede en un coche de combustión térmica, ya que en su arquitectura hay muchas piezas en movimiento que necesitan trabajar de forma sincronizada. ¡Los coches eléctricos son muy rápidos!
Aunque hay muchas razones, las tres principales son ahorro de costes, reducción de emisiones y confort de conducción. ¡No dudes en consultar nuestros blogs en esta página para más información!
Los primeros coches eléctricos que salieron al mercado lo hicieron con unos diseños muy futuristas, pero, a medida que esta tecnología se ha generalizado, hay mucha más variedad donde elegir. Así, podrás escoger entre un e-Golf (que es exactamente igual que un Golf) o un Tesla, con un look más futurista… es cierto que su diseño está condicionado por sus motores, y eso puede hacerles tener un aspecto algo diferente, ya que tienen carrocerías más optimizadas para la aerodinámica, no necesitan entradas de aire para refrigerar el motor y, por supuesto… ¡no tienen tubo de escape!